Gol de Puskas al Atlético de Madrid

octubre 30, 2014

Nunca habéis visto un gol como éste. De corner directo y con el exterior del pie izquierdo. Ferenc “Pancho” Puskas, mi deidad favorita del Olimpo blanco.


Real Madrid 3 – FC Barcelona 1

octubre 25, 2014

Pepe, el doble que Piqué

Y mira que les hemos dado un gol de ventaja… El Barcelona ha sido hoy como tantos equipos que llegan al Bernabeu y se encuentran por delante en el marcador casi sin querer. No habíamos cantado el “Juanito Maravilla” y ya íbamos perdiendo, en una jugada que pilló a Ramos descolocado y que Carvajal y Pepe defendieron con la vista.

El gol enrabietó al Madrid, que se sabían superiores al rival. Pudo empatar Benzema en una doble ocasión poco después. También gozó el Barsa de una clara ocasión en el único tiro a puerta de Messi esta noche (escaso bagaje para homenaje alguno). Pero en el minuto 35 Piqué cometió un penalty tan claro como innecesario, que Ronaldo convirtió en el empate. La primera parte fuebigualada, pues cada equipo concedió un gol.

Tras el descanso em Madrid fue superior. Mas allá de los dos goles (Pepe tras corner y Benzema de tiro cruzado) el Madrid dominó de cabo a rabo. Poco duele más a los culés que un gol de Pepe, que arregló con su tanto su gris partido. El tercero fue gracias a un fallo de Iniesta, pero también a la fe de Isco, que presionó como si le fuera la vida en ello un balón y luego inició una gran jugada. No hubo más goles gracias a Mascherano, el mejor culé. El Madrid, sin picapedreros en el centro del campo, ganó sinbpasar apuros. Gracias a Isco y a James, superclases que se inflan a correr, a Benzema, el mejor falso 9 del mundo, a Marcelo y a Carvajal que suben una y otra vez su banda… y a Ancelotti, que los junta en el césped.


Liverpool FC 0 – Real Madrid 3. This Is Real Madrid

octubre 22, 2014

Bombita de Benzemá que acabó en la red

Una galerna ha remontado el río Mersey hasta desembocar en Anfield Road. El ejercito blanco ha desembarcado en el mítico tapete verde y ha desplegado sus mejores maniobras. El Liverpool, extraño rival ante quien sólo habíamos jugado tres veces, con tres derrotas y ningún gol marcado, ha caído con estrépito. Nunca pudo aspirar a la victoria. El chorreo que pronosticó el presidente Vicente Boluda, “el breve” se ha cumplido varios años después.

Hace cinco años nos vinimos de la ciudad de los Beatles con un 4-0 en contra. Aquel día nuestro centro del campo tenía a Lass y a Gago: especialistas defensivos donde los haya. Hoy hemos salido con cuatro centrocampistas de toque y hemos bailado a los británicos. Si Isco se emplea en defensa como un titán, si James corre como si lo fueran a prohibir, si Kroos da 86 pases bien de 88, si Modric ayuda y reparte juego… entonces no hay rival que se resista. Jugamos mucho mejor así que con la BBC, por mucho que duela a Florentino. Marcó Ronaldo, como siempre, y marcó también y por partida doble Benzemá, autor de un partidazo. Si no llegamos a tener el clásico a la vuelta de la esquina, el resultado hubiese sido aún más escandaloso.

Todas las líneas dieron buenas noticias: Casillas hizo un paradón y recuperó su ángel: los que no saca van al palo. En defensa Arbeloa estuvo notable ante su antigua afición, mientras Varane y Pepe ofrecían seguridad (bueno, el portugués hizo un cambio de juego inaudito al poco de empezar, pero ya no cometió errores). Justo cuando más gente está ante la tele, el Madrid jugó un partido monstruoso. Contra el Barça tenemos otra prueba de fuego, pero es imposible llegar con mejores sensaciones al clásico.


Levante 0 – Real Madrid 5. Ganar y jugar bien

octubre 19, 2014

Isco redondeó su partidazo con el quinto gol

El Madrid está como un tiro. Habrá quien diga que el rival apenas puso oposición, pero no olvidemos las penurias que hemos pasado en este campo en temporadas recientes. Esta vez el Madrid dominió el partido de principio a fin, anotó una manita y tuvo otras cuantas ocasiones claras. A cambio, sólo concedió una, que sacó Modric bajo palos. El segundo disparo peligroso hacia la portería de Casillas fue de Marcelo, quizá el único solista que desafinó en la orquesta blanca.

La razón del dominio de los partidos radica en mi opinión en la presencia del cuarto centrocampista. Nuestro centro del campo ya es desequilibrado de por sí, pues los cuatro titulares de ayer tienen su puesto ideal jugando como enganche (como Laudrup, Guti u Özil, por recordar algunos referentes en la posición). Isco, James, Modric y Kroos jugarían perfectamente detrás de uno o dos delanteros, con libertad de movimientos y posibilidad de chutar a puerta. Los cuatro han de jugar juntos porque en este equipo la planificación de la plantilla la hace un mono borracho, pero también es cierto que tienen tanta calidad que se bastan y se sobran para despachar al 80% de los equipos de la liga.

Y si además está Ronaldo en la delantera, la cosa es aún más sencilla, pues la presencia del portugués equivale a empezar ganando los partidos. Ayer metió dos goles, uno de penalty y el otro tras dos regates brillantes. Pero la jugada que mejor define al portugués sucedió en el 80′. Ganábamos 0-4 y se pegó un sprint terrible para llegar a un balón que se perdía por la banda. Lo recuperó y asistió a Modric, que falló un gol cantado. Ronaldo es insaciable: siempre quiere meter más goles, ganar por más. Nunca se deja nada en el depósito. Habrá quien diga que debería dosificarse, pero en mi opinión su actitud honra al deporte- Larry Bird decía que hay que esforzarse a tope noche tras noche, porque seguro que en la grada hay alguien que viene por primera vez y lleva tiempo ahorrando para poder hacerlo.

Ronaldo y James jugaron un gran partido, generoso en el esfuerzo y con detalles de calidad supina. Pero me quedo con Isco. El malagueño hizo tres acciones seguidas mediada la segunda parte propias de un superclase: una vaselina, un taconazo y un autopase que acabó en el gol de Ronaldo. Qué difícil es explicar que este jugador no sea titular en el Madrid. Jugaron un buen partido también Nacho y Chicharito, lo que tiene mérito porque no suelen gozar de minutos. todo el equipo cuajó un buen partido, que nos dará moral para los dos partidos que vienen en los próximos siete días: Liverpool y FC Barcelona nos darán una medida más real del nivel que tiene ahora el equipo. Lo malo es que esos partidos seguramente los jugaremos con tres delanteros por imperativo legal. Igual ganamos, pero jugaremos peor. Al tiempo.


Real Madrid 5 – Athletic Club 0. El Lopintan FC

octubre 5, 2014

Benzemá marcó dos veces.

Un chiste muy viejo dice que el animal más feroz de la selva es el “lopintan”, pues no es tan fiero el león como lopintan. Me acordé del chiste cuando el Madrid se adelantó en el marcador antes de llegar al minuto 3. En ese momento intuí que el partido sería placentero como un día de playa para los de blanco. Y no me equivoqué. El Real Madrid cuajó una gran actuación, pero sería temerario extraer conclusiones de un partido en el que el rival no opuso resistencia alguna. Baste decir que el mejor jugador de los vizcainos fue su portero, que pese a los cinco goles del marcador evitó la goleada. Es un decir, claro.

Es buen día para acordarnos de cómo jugaba el Madrid cuando era Mourinho nuestro entrenador. Cuando marcabamos el primer gol, el equipo retrocedía 20 metros y concedía el balón al rival, esperando un despiste para lanzar el contraataque, posiblemente el mejor del mundo. Di María, Ronaldo, Benzemá, Higuaín… eran aviones a la contra. Pero en la práctica, para el espectador aquello era un coñazo. Hoy el Madrid buscó el segundo gol cuando marcó el primero, buscó el tercero cuando marcó el segundo… y así. No seré yo quien nombre el tema de la posesión, pues no sirve de nada cuando no hay remates, pero no es menos cierto que mientras tienes tu el balón no es fácil que te metan gol.

Ronaldo fue, otra vez, el jugador más destacado. Volvió a anotar tres goles, a lo que quizá no demos el mérito que tiene por lo habitual que es para el luso. Además, Gorka le hizo dos o tres paradas de gran mérito. Cuando el portero evitaba el gol, Ronaldo mostraba una frustración que seguro que alguien interpreta mal. Para mí, su eterna ambición dignifica el deporte, pues no hay mayor humillación ante un rival que dejar de esforzarte. James y Benzemá también jugaron un partido notable, mientras que Bale combinó acciones de mérito con otras que dejan más dudas. Sigo pensando que en partidos de más enjundia será más razonable el 4-4-2 sin Bale y con Illarra junto Kroos, pero en noches como hoy da exactamente igual el esquema. La diferencia entre los dos equipos es tan brutal que no había otro camino en el horizonte que una goleada como la que vimos.


Lodogorest 1 – Real Madrid 2. De turismo por Europa

octubre 4, 2014

La Champions League cada año me parece menos prestigiosa. 32 equipos son demasiados, y muchas veces da la sensación de que la competición realmente comienza cuando quedan 8 y se sortean los cuartos de final. Es practicamente imposible que los favoritos no pasen la fase de grupos. Esta noche en Sofía, el Madrid hizo todo lo posible por no ganar el partido. Salió dormido y concedió un gol de corner. No sé los que van ya esta temporada así. Luego falló un penalty por medio de Ronaldo. Aún así, ganó el partido. Ésto es la Champions, amigos. Un torneo tan de chichinabo que el Madrid lo aprovecha para vender camisetas con dragones en lugar de sacar la limpia y casta que no empaña.

Carletto sacó una alineación rara como perro a cuadros. Illarra puede cumplir como medio centro siempre que esté bien acompañado de otro, lease Kroos. Si al de Mutriku le colocamos a Modric y a Isco en los costados, es imposible que gobierne el partido. En la delantera colocó a Chicharito entre Bale y Ronaldo. Parecían jugar en una cabina de teléfonos, estorbándose unos a otros. Cuando la cosa estaba fea, salió Benzemá y decidió demostrarnos que es el mejor 9 posible para este equipo, por mucho que otras tardes nos desespere. Nada más pisar el verde dejó a CR sólo para que marcase, pero no fue gol. Poco después marcó un gol de delantero puro a pase de Marcelo. Dejando de lado al francés, el mejor madridista de la noche fue Isco, que está pidiendo un hueco en el XI a gritos. Por Bale, en concreto.


Villarreal 0 – Real Madrid 2. Faena funcionarial

octubre 4, 2014

Dos goles, uno de Modric desde fuera del área y otro de CR tras gran maniobra de Benzemá, fueron suficiente para hundir al submarino y conseguir los tres puntos. No jugó bien el Madrid, y sigo viendo un problema cuando juegan juntos Benzemá, Bale y Ronaldo. El equipo se parte en dos en el minuto 60, y tiene que acudir Illarra al rescate. Casillas no encajó gol, lo que no deja de ser noticia.