Málaga 3 – Real Madrid 2. Cuestión de suerte

diciembre 23, 2012

Vaya desde aquí una llamada a la calma: el Madrid no está peor que el año pasado. Lo que pasa es que los goles no entran como entonces. En este partido, por ejemplo, tuvo el Madrid cuatro ocasiones claras de marcar en la primera parte, por ninguna del Málaga. Un tiro libre de Ronaldo, otro tiro de éste solo, una vaselina de Di María y un cabezazo franco de Pepe. Hace un año, hubiesen entrado tres, o las cuatro. Ahora, por los motivos que sean, no entran. Y cuando llega el rival marca enseguida: así lo hizo el Málaga en el minuto 3 de la reanudación. Y toca remar contra corriente, y el equipo se descompone. El partido se convierte en una moneda al aire. A veces, como en Valladolid, se gana. Otras, como ayer, se pierde. Pero la suerte es aleatoria, va y viene. Y a lo mejor la suerte aparece en semifinales de champions… si es que las jugamos, claro.

Hay muchos jugadores que no parecen estar en forma. Di María y Benzemá son dos casos claros. Özil a mí me parece el mejor, por mucho que digáis que tiene algo de Guadiana. Sólo hay pausa y fútbol cuando la toca él. Con este panorama, la producción anotadora depende de CR, tan profesional como espídico. Ésa es la clave, hasta que vuelva Higuaín o se recupere alguno más de los de arriba, dependemos del 7 para marcar gol. Y unas veces marca pero otras no.

En cuanto a la parte de atrás, también hay problemas, todos derivados de la ausencia de Marcelo. Coentrao no rompe de 3, y además se lesiona mucho. Arbeloa sólo puede rendir de 2, y poco.  Pepe merece visitas al psiquiatra de forma constante y Ramos se contagia demasiado del caos reinante. Si a éso añadimos la idea de Mou de no contar con Casillas nos queda que el Madrid encajó por primera vez en todo el año 3 goles. Lo que hubiera pasado con Iker es conjeturar.

La ausencia del capitán da para un debate. Casillas lleva todo el año sin estar bien, y ha cantado en repetidas ocasiones, por mucho que la prensa le defienda. Pero, hoy por hoy, no parece que Adán sea un sustituto de garantía. Si Mou cree lo contrario y apuesta por Adán, me parece perfecto; pero me cuesta suponer que Mou hubiese sentado a Casillas en el Bernabéu. Yo lo veo más bien como un mensaje a la directiva del tipo “traedme otro portero, Casillas así no me sirve “. Y la directiva le podrá contestar que si hará con el portero que fichemos lo mismo que con Modric, en el que invertimos 40 kilos para que salte al campo después de Callejón y de Kaká.

 

 

 

Anuncios

Real Madrid 2 – Español 2. El misterioso asunto de la diferencia de peligro existente entre los corners a favor y los que son en contra.

diciembre 22, 2012

El Madrid se dejó dos punto en el Bernabéu de manera inexplicable. Jugaba ante el último clasificado, que apenas tenía armas que oponer. El Madrid, tan pasado de vueltas como está últimamente cada vez que encaja un gol, jugó de manera angustiosa. Algunos jugadores, como Arbeloa, empiezan a sentir sobre sus hombros el peso de la exigente grada de la Castellana. Y no es para menos, porque Alvaro cada vez parece peor jugador. No es fácil jugar en el Madrid en estos tiempos. Y éso que esta vez tuvo la fortuna a favor, con dos goles en los márgenes del descanso con los que volteó el partido. A destacar, sobre todo, el que marcó Fabio Coentrao: su primer tanto como madridista. En los dos goles participó Ronaldo, marcando en el primero y asistiendo en el segundo, y ya hay quien clama contra la dependencia de nuestro equipo hacia el astro portugués. Que es muy bueno, sí, pero no se puede depender de u jugador. Porque a veces falla de forma clamorosa, como ocurrió cuando dio una patada al aire a un centro de Di María. No fue la única ocasión que tuvo el Madrid de matar el partido: Kiko Casilla hizo varias paradas de mérito, destacando una a tiro de Di María que se estrelló después en el larguero. En cualquier caso, el Madrid apenas juega a nada. Sólo cuando el balón le cae a Özil hay un hilo de esperanza, una posibilidad de ver algo de fútbol.

Debió ganar el Madrid. Sin duda. El Espanyol apenas hizo nada: marcó un buen gol en el primer tiempo aprovechando un agujero entre Ramos y Pepe y sacó petroleo de un corner, funestamente defendido por la defensa blanca, con despeje de Ramos bastante mierder incluído. Llama la atención lo que consiguen los rivales cuando nos atacan a balón parado; y contrasta con lo poco que conseguimos nosotros. Éso es entrenable, digo yo. Táctica, que se llama. Estrategia. Colocación. Concentración. Marcó Albín y un aire helado recorrió el Bernabéu. La liga deja de ser un objetivo según el entrenador. Igual piensa ganar la Copa de Europa con partidos como éste.


Celta 2 – Real Madrid 1. Ronaldo al rescate

diciembre 22, 2012

Con 2-0 en contra, la eliminatoria no sería fácil de levantar en el Bernabéu, así que ese gol de Ronaldo cuando el partido acababa vale su peso en oro. Tenemos que destacar la profesionalidad del portugués, que tan tonto nos parece fuera del terreno de juego pero que es más profesional que nadie cuando está sobre el verde. No le importa el frío, ni la lluvia, ni la categoría del rival ni la competición que estemos jugando. Siempre va a tope, no se guarda nada. En el extremo opuesto se encuentran otros miembros de la plantilla, como Benzemá u Özil, a los que el entrenador tiene fichados por supuesta falta de compromiso. Mourinho estaría encantado con once Ronaldos sobre el césped. Y quien no…

 


Real Valladolid 2 – Real Madrid 3. Özil arregla el desastre de Casillas

diciembre 8, 2012

así se tira una falta, amiguetes

Ya no vamos tranquilos ni a pucela. Esta plaza ha sido, históricamente, propicia para que el Madrid gane sin mucho esfuerzo. Pues esta noche no ha sido así. El Valladolid se adelantó dos veces y el Madrid sufrió para conseguir la victoria. El partido fue entretenido por la cantidad de cosas que pasaron, y entre el caos que desató Casillas con su siesta y desarrolló Mou con los cambios epilépticos, emergió majestuosa la figura de Mesut Özil para nombrarse, otra vez, heredero de Guti, de Martín Vázquez y de Velázquez. Puso pausa en la aceleración, toque en el patadón, orden en el caos. Y marcó dos goles.

El Madrid jugó bien, generó suficientes ocasiones y no debió sufrir para ganar. Pero se condenó por revivir la pesadilla del Narigón Bilardo en la final del Mundial 86: encajar dos goles de corner. Para colmo, marcados por el mismo autor, Manucho. Que digo yo que a la segunda podían cubrirlo un poco mejor. En ambas ocasiones remató desde dentro del área pequeña, que debía ser dominada por el novio de Sara Carbonero pero que tuvo una de esas noches de guitarra y palmas. Es un suplicio tener que marcar tres goles para ganar, pero esa es tu condena cuando regalas dos goles. La defensa también falla: Arbeloa en el primero rompe el fuera de juego y entre Ramos y Pepe no cubren bien en el segundo. Pero el principal culpable, en mi opinión, fue Iker Casillas. Eso sí, que nadie dude que jugará el próximo día.

Entre los dos goles del Valladolid marcó Benzemá, a pase de Callejón, que fue titular en detrimento de Di María. Benzemá demuestra domingo tras domingo ser delantero con mucha más clase que gol. Y éso, con Pipa Higuaín lesionado, es un drama. Con 2-1 el Madrid corría riesgo de volverse loco, pero yo creo que lo hizo bien. Trenzaba jugadas, tenía ocasiones… pero el tiempo corría y los nervios llegarían. Por éso fue clave el momento en el que empató özil. Corría el minuto 43 cuando Özil comenzó a regatear en el carril del 8, combinó con Benzemá, que devolvió de tacón (superclase) y el 10 del Madrid marcó de tiro raso. Si no llega a marcar, tenía muchas papeletas para quedase en el banquillo (ya le ha pasado otras veces), pero por suerte esta vez jugó todo el partido.

Tras el descanso comenzó el festival de Mourinho con cambios incomprensibles. Cuando tiene que ganar se pone a sacar delanteros y a quitar defensas; y en cuanto marca lo deshace todo. Quitó a Nacho – mensaje funesto para la cantera, otra vez – y colocó a Callejón de 3 para que Di María se fuese al costado derecho. Como seguía el empate, salió Modric por ¡¡Arbeloa!! y Alonso pasaba  a jugar de central, con Pepe y Ramos a los lados. Flipante. De hecho, el juego del equipo no mejoró por los cambios. El Madrid buscaba el gol con más corazón que fútbol, y temí que la locura llegase cuando el linier anuló un gol legal de Sergio Ramos. Pero dispuso el Madrid de un libre directo ideal para un zurdo y Özil, sin tomar carrerilla, lo embocó como Eddie Felson embocaba las bolas de billar en “El Buscavidas”. La única decisión que agradezco a Mourinho esta noche es no haber quitado a Özil antes de tiempo.


Real Madrid 2 – Atlético de Madrid 0. Ronaldo acaba con la euforia rojiblanca.

diciembre 2, 2012

 

https://i1.wp.com/www.cadenaser.com/recorte/20121201csrcsrdep_16/XLCO/Ies/portero-belga-Atletico-Madrid-Thibaut-Courtois-trata-detener-lanzamiento-portugues-Cristiano-Ronaldo-Real-Madrid-durante-partido-Liga-disputo-sabado-estadio-Santiago-Bernabeu-Madrid.jpg

Nada más acabar el partido, el aficionado atlético comprobó, apesadumbrado, que todavía hay demasiada distancia entre los dos equipos de la capital, así como entre sus dos estrellas. Falcao apenas tuvo incidencia en el partido, mientras que Ronaldo fue el mejor jugador de la noche. Tras el 1-0, conseguido por el CR7 al transformar un tiro libre desde 35 metros, el Atletico no supo oponer nada y el partido fue una noche plácida para el Madrid.

Es cierto que Falcao tuvo una ocasión para marcar nada más empezar el partido, pero Casillas desvió a corner. Fue la única vez que el capitán blanco tocó el balón en toda la noche. El Atleti andaba timorato, con miedo a cometer cualquier error. Y precisamente una mano absurda de Arda provocó la falta del primer gol, aunque sería excesivo decir éso de “regalamos el primer gol”, pues la distancia era considerable y lo que hizo Ronaldo para marcar está al alcance de pocos… a ver si ahora empiezan a entrar las faltas. Poco más de sí dio el primer tiempo, que fue soso donde los haya.

En el segundo tiempo el Madrid impuso su ley en el partido. Curiosamente Özil jugó sus mejores minutos, y digo curiosamente porque el alemán jugó todo el partido ante el Alcoyano el miércoles, y los expertos dicen que le físico no es su fuerte. Ronaldo y Özil, secundados por Benzemá, empezaron a marcar la diferencia sobre los demás. Un buen pase de Ronaldo habilitó a Özil para marcar en una elegante volea el definitivo 2-0. Pudieron ser más pues la madera de la portería atlético repelió dos disparos de Ronaldo. El propio Cuortois hizo un par de buenas paradas, también a disparos de CR7. Parecía que llegaría el tercero cuando salió Callejón por Di María, que está mohino. El de Motril cumplió, como siempre. Salió también un ratillo Modric (los 35 millones empiezan a parecer una barbaridad) pero ya estaba vendido todo el pescado.  Al final vitoria cómoda y sigue el siglo XXI sin ver una victoria atlética ante el Madrid. Ya sólo les quedan 88 años para conseguirla.