Real Madrid 5 – Rayo Vallecano 0. Lamiendo las heridas

marzo 30, 2014

Gareth Bale marcando el cuarto gol

Después de dos derrotas más que dolorosas, el Madrid volvió a la senda de la victoria. Golear al Rayo es lo que todo el mundo espera, así que en una noche como la de ayer hay muy poquito que ganar y mucho que perder. La grada estaba de uñas contra el equipo, y recibieron pitos Diego López, Ancelotti, Bale… incluso CR7 por su exceso de individualismo en una jugada del segundo tiempo. Esta liga está siendo un tobogán, pues no hace mucho que el Madrid tenía ventaja sobre Atletico y Barça. La liga probablemente se nos habrá escapado por la escasez de puntos obtenida en los enfrentamientos directos ante estos dos equipos, pero no queda otra que intentar sumar los 24 puntos en liza. Anoche cayeron 3, faltan 21. No podemos saber si pincharán los de arriba, pero mucho nos lamentaríamos si lo hacen y no hemos estado atentos.

Llovía sobre la Castellana una barbaridad. cuando empezó el partido. En el XI blanco jugó Coentrao donde Marcelo e Illarra donde Modric. El Rayo, con su defensa adelantada y si pasión por tener el balón, es el equipo ideal para que los galgos balncos luzcan su velocidad. Entre los dos, Bale y Cristiano, fabricaron el primer gol. El portugués combina con el galés, que le devuelve, y CR7 marca de tiro cruzado tras penetrar por el carril del 8 en la defensa rayista como cuchillo caliente en mantequilla. No hubo más goles en el primer tiempo, entre otras cosas porque ya sabemos que Benzemá si llueve no es nadie. Ya pasó en Vigo (bueno se puso Mourinho). Sigo viendo al francés como un superclase, pero no es delantero centro. No tenemos delantero centro, por mucho que un chavalín marque un gol por la escuadra y lo celebre como si fuese el que nos da la décima.

En el seguno tiempo el Rayo dio un paso adelante… y fue su tumba. En una buena jugada trenzada por Bale y Ronaldo, éste asistió al inefable Carvajal, que marcó su primer gol como jugador del Madrid. Después de marcar se puso a hacer cosas raras: tocarse la coronilla, besar una espinilla…

El tercero y el cuarto fueron otra de Gareth Bale, como se le conoce en España. A correr no hay quien le gane. Primero marcó traa gran pase de Di María, y después en jugada personal. Cogió el balón al borde del área del Madrid y galopó como un purasangre dejando rayistas atrás. Es una suerte que esta vez las botas no le hiciesen daño. ¡¡Pensar que se nos ha podido ir la liga por esa estupidez del galés!!

A esas alturas ya llevaban un rato en el campo Isco, Casemiro y Morata. El malagueño es elq ue más clase tiene, pero se nota sin protagonismo y no le gusta. El brasileño debería jugar más en esos días que nuestro centro del campo está en inferioridad y el madrileño andaba loco por marcar. El público también quiere que marque Morata, porque ve injusto que en los últimos dos partidos haya salido en el 89′. Pero no es delantero para el Madrid. Su diferenecia con Jesé es mayor a épsilon. Marcó un buen gol, sí, pero se pide algo más para jugar aquí.

5-0 al final en una jornada en la que parecía que fuesen a pinchar Barça o Atlético. Ambos ganaron por la mínima sus compromismos. Quedan 21 puntos. Hay que seguir pedaleando.


Gol de Benzema al Ajax. Copa de Europa 2012-13

marzo 28, 2014

Golazo de tijera de Benzema ante el Ajax de Amsterdam.
Gol de Benzema al Ajax


Sevilla FC 2 – Real Madrid 1. Pájara en el último puerto

marzo 26, 2014

Como los ciclistas globeros, el Madrid está sufriendo una pájara en el final de la etapa. El sábado a medio día éramos líderes con 3 puntos sobre el Atleti y 4 sobre el Barça. En estos días nuestros dos rivales han sumado seis puntos, y nosotros ninguno. Yo que ví esta liga en la buchaca ahora me parece una quimera. Busco drogas duras por los cajones de mi casa.

El Madrid no jugó bien, pero no mereció perder. Para mí el principal culpable es Ancelotti, incapaz de leer los partidos. Alonso estuvo fatal contra el Barça, pero hoy siguió en el XI titular. Su partido de hoy es el peor que le recuerdo, pero aún así completó los 90′. El balón que pierde en el primer gol del Sevilla es sonrojante. Claro que, para encajar un gol tienen que fallar unos cuantos. Los centrales vete a saber dónde estaban. La ventaja que habíamos obtenido con el gol de Cristiano quedaba neutralizada dos minutos después.

Desde ahí, el Madrid buscó el gol. Y lo mereció. Hubo muchísimos disparos, algunas ocasiones clarísimas,… Pero no entraba. Illarra y Benzemá descaron en el primer tiempo; aunque al francés le reprocho que necesita demasiadas ocasiones para marcar. No tenemos delantero, por éso necesitamos tirar tantas veces para meter gol.

El segundo tiempo lo planteamos como una cuestión de paciencia. Parecía que el gol caería como fruta madura. Carletto se sentó bajo la higuera a ver si llegaba el gol, y otra vez nos mostró su resistencia a cambiar jugadores. En el 18′ sacó a Isco pero dejó a Alonso en el campo para retirar a Illarra. Confiaba en la aportación del malagueño, pero poco después llegó la jugada fatidica. A Bale le apretaban las botas (se da cuenta en el 70′. Hay que ser tonto), y deja al equipo con 10 para cambiarselas (tonto profundo). Por su banda llegó un contraataque y Bacca marcó. Como siempre que nos tiran a puerta, fue gol. La broma ésta de tener a Casillas en el banquillo ya huele. Diego López no para ni taxis. Contra el Barça hubo cinco tiros: cuatro goles y un palo. Esta noche ha habido dos tiros. Dos goles.

Perdiendo 2-1 el Madrid se volvió un manojo de nervios. Pudo marcar, pero atacábamos con corazón y sin cabeza. Carletto redondeó el esperpento sacando a Morata en el 89′. Disparaba Bale, siempre fuera, o Marcelo con la derecha, también fuera. Ronaldo no aparece, Benzemá no tira a puerta. Isco caracolea sin ton ni son… el equipo se desangra, la liga se aleja.

Es evidente que contra el Barça se perdió algo más que tres puntos. La confianza que tenía el equipo tras 31 partidos invicto estalló como un jarrón que se cae de un quinto piso. Hay que levantarse, pues la Copa y la Champions se pueden ganar exactamente igual que el sábado a la hora de comer. Pero ahora no me jugaría ni un euro por este equipo. Mar adentro.


Real Madrid 3 – FC Barcelona 4. Decidieron sus individualidades

marzo 23, 2014

Demasiado castigo en esta jugada.

Fue un partido loco, con muchos partidos dentro. Los dos equipos dominaron en algunas fases, cada uno a su estilo; pero mientras que el dominio del Barça se traducía en posesión y poco más, cuando quien achuchaba era el Madrid había muchas más ocasiones de gol. Todo ésto tuv lugar en la primera hora de partido. En el minuto 60 y cuando estaba ganando 3-2, el Madrid se quedó en inferioridad numérica por expulsión de Ramos y éso decidió el partido, aunque sólo de penalty consiguió el Barça el gol definitivo.

Marcó Iniesta tras pase de Messi justo cuando el fondo sur invocaba a Juanito, en pleno minuto 7. En el gol Carvajal demostró que ataca mejor que defiende. Pero el Madrid estaba bien colocado sobre el campo, presionando muy arriba al Barça y con un Di María lanzando el ataque, tan eléctrico como siempre. Benzemá marcó dos goles en apenas cinco minutos, pero también falló dos claras ocasiones (una de ellas la sacó Piqué bajo palos). Os prometo que ahí sí pensé en una victoria fácil, porque la defensa del Barsa era de chichinabo. El Madrid debería haber resuelto el partido en la primera media hora, pero no lo consiguió y el castigo fue el segundo gol del Barça cuando acababa el primer tiempo. Messi dio un pase magistral a Neymar, el brasileño no aprovechó y el argentino recoge y marca. 2-2 y todo por hacer tras el descanso.

Salió el Madrid con buena actitud, y pronto se marcó Bale un slalom con pase de gol a Benzemá, que volvió a fallar una de esas que fallaba Higuaín. A los diez minutos, Ronaldo penetra en el área y Alves le derriba. Un palmo fuera del área, sí, pero Undiano concedió penalty. Cuando Ronaldo transformó el tercer gol, pensé que tendría que pasar algo muy raro para que el Madrid perdiese esta noche.

Y pasó. Pedro estaba en la banda, a punto de salir por Neymar, y entonces apareció Messi y dio un pase de gol antológico a Neymar. El brasileño controla pero está echo un flan. Ramos se cruza y, sinceramente, creo que no le toca. El árbitro pita penalty, lo cual es discutible, pero además expulsa a Ramos. Tras marcar Messi el penalty, nos quedaba media hora por delante jugando en inferioridad. Salió Varane por Benzemá porque a estas alturas el empate era un tesoro. Pero a falta de ocho minutos Iniesta se puso a regatear y entre Carvajal y Xabi – sobre todo el tolosarra, que está en una lamentable decadencia – hicieron penalty al manchego. Éste es el único penalty en el que acertó el colegiado. Messi completó su hat-trick y al Madrid se nos ponía una cara de asombro más grande que la papada de Carletto.

La perdida de tres puntos no es tan grave- Seguimos empatados a puntos con el Atleti en lo alto de la tabla, seguimos delante del Barça. Y ellos aún tienen que enfrentarse. Pero la pérdida de credibilidad del equipo es paquidérmica. Hay un dato que nos deja fríos: de los 12 puntos ante Barça y Atleti hemos conseguido 1. Tela.


Gol de Van Nilsterooy al Barcelona. temporada 2006-07

marzo 21, 2014

Al Barça le hemos metido muchos, muchos goles. Me costó elegir uno, y me he decidido por éste. Dedicado a todos los que defienden el toque en corto como la única forma lícita de ver el fútbol, ahí va un prodigio de magia y precisión. Guti, Robinho, Van Nilsterooy. Tac, tac, gol.


Real Madrid 3 – Schalke 04 1. Demasiado peaje

marzo 18, 2014

Parecía un amistoso…

Tras el 1-6 de la ida, el partido de vuelta de los octavos de final se había convertido en un amistoso. Quizá lo más importante en este tipo de partidos es que no haya lesiones. La noticia de la noche llegó en el minuto 2, y lo hizo sobre Jesé Rodriguez, el canterano que tanto nos ilusionó hace unas semanas – aunque es cierto que últimamente no jugaba mucho – . Es un contratiempo más romántico que real, pues si la BBC funciona como hasta ahora pocos minutos tendría el canario. Pero ahora nos quedamos sin más recambio que Morata para la delantera. Otra alternativa es que el fideo vuelva a jugar en ataque. Mala noticia, en cualquier caso.

Por lo demás el partido no tuvo mucha historia. Ronaldo, insaciable, marcó dos goles y reprendió a Morata por tener más ganas de meter gol que de jugar al fútbol. Hay que entender al chaval… pero también a CR. Al final Morata marcó gol y quien sabe si, dada la ausencia de Jesé, ahora adquiere importancia en la plantilla.


Málaga CF 0 – Real Madrid 1 (Ronaldo)

marzo 16, 2014

Ronaldo

En contra de la mayoría de crónicas que he leído, yo creo que el Madrid no pasó apuros ante el Málaga. Sólo lo corto del resultado puede hacer pensar éso, pero si ves el partido – empiezo a dudar que los periodistas lo vean – es imposible recordar una parada de Diego López. Sí, en cambio, varias de Willy Caballero, algunas de ellas muy meritorias. Hay también un fallo clamoroso de Isco y un penalty evidente a Bale en el minuto 4. O sea que de triunfo apurado, poco.

Me mosqueé un poco al ver que el Fideo Di María no estaba en el XI titular. Tengo la sensación de que este jugador puede hacer o decir lo que le plazca, como escoger qué partidos juega y cuales no. La victoria en Málaga es tan importante como las otras 10 que quedan, por mucho que Angelito quiera jugar el Clásico ante el Barça. En cambio, cuando en el minuto 30 se lesionó Benzemá, Carletto sacó a Di María al campo, olvidando el tema de la posible amonestación. Y Di María jugó bien, muy bien. Quizá éso es lo que hay que pedir a un profesional: que juegue bien. Suyas fueron las dos jugadas de la noche: una volea al primer toque para que Ronaldo cabecease que despertó un “oooooooh” de admiración en La Rosaleda, y un “Coast to Coast” llego de velocidad y precisión en el que regaló a Isco un gol, pero éste definió fatal.

Precisamente la cruz del partido la llevó Isco. Salió de titular para jugar de interior izquierdo, quizá porque Carletto quiso premiar al malagueño con un partido como titular ante su antigua afición. Pero le salió rana el homenaje. Isco anduvo perdido como un quinto en día de permiso, que diría Sabina. Ni como interior ni como falso 9 encontró su lugar en el partido. Y para colmo, falló un gol cantado. En el minuto 64 fue sustituído, y tenía la cara de haber pasado un calvario. Tiene 21 años y todo el futuro por delante, si no se le cae el Bernabéu encima.

Quien sí jugó bien fue Gareth Bale. Quizá fue el mejor del primer tiempo, percutiendo por la derecha una y otra vez y aprovechando la banda cambiada para generar peligro. El gol llegó tras una galopada suya y cambio de juego a Ronaldo. Ronaldo definió con la derecha, haciendo que un gol difícil pareciese fácil.

Lo peor del partido, sin duda, la lesión de Benzemá, que estaba en su mejor momento desde que llegó al Madrid. Fue Ronaldo quien le golpeó en el muslo, en una jugada que evidenció la diferencia de intensidad que uno y otro delantero ponen en los partidos. Esperemos que llegue al partido ante el Barça del próximo domingo: una victoria puede dejar al Barça a más de dos partidos de distancia. No hay que dejar pasar esta ocasión.