33 veces campeones

mayo 21, 2017

EQUIPO. Con mayúsculas.

1 NAVAS

23 DANILO      4 RAMOS        5 VARANE       12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC                          8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO           9 BENZEMA

  • 16 KOVACIC X 14
  • 10 JAMES X 22
  • 21 MORATA X 9

Cuando acabó el clásico del Benabéu con aquel gol de Messi que recortaba en 3 puntos nuestra ventaja sobre el Barcelona, faltan 18 puntos por disputarse. El Madrid, al que le bastaban 16 de los 18 puntos, no ha perdonado ninguno: Ha ganado esos 18 puntos, teniendo además que jugar dos durísimos partidos de semifinal de Champions contra el Atleti. Esta liga la hemos ganado gracias a la buena forma con la que ha llegado el equipo a la recta final, especialmente Ronaldo, autor de 12 goles en los últimos 9 partidos. La gestión de Zidane de la plantilla ha sido lo más destacado de este campeonato. Nunca 20 jugadores superaron 1000 minutos de juego.

Aunque los fantasmas del Heliodoro ulularán para siempre en lo más recóndito de nuestro interior, es evidente que somos mejores que hace 25 años. Ahora el Madrid es muy fiable, y en el minuto 2 ya se había encendido la conexión Isco – Ronaldo y el 0-1 subió al marcador. Como sólo perdíamos el título con la derrota, harían falta ahora dos goles del Málaga para fastidiarnos la tarde. De repente, el viento soplaba en nuestra popa. Paralelamente, desde Barcelona llegaban noticias de los goles del Eibar, que servían para tranquilizarnos por mucho que a la postre el Barcelona sumase sus tres puntos. El colchón durante el primer tiempo era suficientemente grande como para limitarnos a defender con tranquilidad e intentar marcar algún otro gol en una contra. Pudo llegar alguno, sobre todo en claras ocasiones de Benzema y Ronaldo; pero al descanso llegamos con 0-1.

Al poco de la reanudación llegó el 0-2. Llegó de corner – hay que ver, la de goles que hemos marcado a balón parado en esta liga – . Ramos tuvo en remate franco y tras un rebote marcó Benzema, que quizá estaba ligeramente adelantado. Esta posición irregular será la tabla de salvación de los mediocres para explicar nuestra victoria. Faltaba algo más de media hora, y la liga ya estaba en el bote. Tanto que Zidane quitó a Isco para que en su casa le aplaudiesen como merece. Que tomen nota en el Pizjuán de cómo hay que recordar a un canterano que decidió salir a otro equipo con más aspiraciones y además dejó un pastizal en caja.

El Málaga no dejó de intentar marcar, acabando así con los rumores de pasteleo que lanzaron los mediocres. Es infame dudar de unos profesionales, tanto de los jugadores como de Michel. Un tío con tantos años en el Real Madrid no puede saber hacer otra cosa que salir a ganar. Si no metió gol fue porque Navas ha hecho un final de año sublime, tanto que dan ganas de dar un martillazo al fax para que vuelva a truncar su traspaso.  Poco antes de las 10 de la noche el árbitro decretó el final y el Madrid, cinco años después, volvia a ser campeón de liga. Van 33, un 41 % de las disputadas. Últimamente el Barcelona ha ganado más, sí. También Luis Fonsi suena estos días más que The Beatles. Hay modas y hay leyendas.

Anuncios

Gol de Karim Benzema al Sevilla. Enero de 2011

mayo 12, 2017

El domingo nos visita el Sevilla, así que este viernes recordamos un gran gol marcado al club de Nervión por el héroe de la semana, Benzema. Fue en la Copa de 2011, aquella que acabó con el cabezazo de Ronaldo en Mestalla. El partido de vuelta arrancó con este gran gol del galo.


Real Madrid 3 – Alavés 0. Esperando a los buenos.

abril 3, 2017

13 CASILLA

23 DANILO          5 VARANE      3 PEPE      6 NACHO

8 KROOS

19 MODRIC        22 ISCO

11 BALE                9 BENZEMA       7 RONALDO

2 CARVAJAL X 5

16 KOVACIC X 19

17 VÁZQUEZ X 9

En una tarde primaveral el Madrid ganó al Alavés sin apuros pero sin brillo. Da un poco de miedo pensar que, a priori, este es uno de los partidos más asequibles de los nueve que tendremos que jugar el mes de abril, pero también es cierto que sobre el césped faltaron algunos de los jugadores más en forma de la plantilla, como Casemiro o Sergio Ramos. Si el central suele ser sustituido con garantías, como volvió a ocurrir ayer, las ausencias del medio centro brasileño son visitas al dentista, por no haber en la plantilla ningún sustituto natural. Quizá el año que viene tengamos a Marcos LLorente en esa posición, al que ayer no pudimos ver por culpa de Munitis, Eto’o y Morientes.

Comenzamos teniendo el balón más que el rival, y sobreponiéndonos sin problema a la lesión de Varane, sustituido por lesión antes del 10′. Salió Carvajal a ocupar su banda natural, Nacho se colocó de central y Danilo jugó de 3. El lateral brasileño cuajó ayer una buena actuación, lo que tiene mérito jugando a banda cambiada. No es fácil jugar cuando no eres habitual, y Kiko Casilla es otro ejemplo de eso. Hubo una época en que Iker Casillas tenía en el banco a Dudeck o cosas peores. No había competencia, el mostoleño jugaba siempre. Ahora muchos pensamos que Casilla anda por delante de Navas en cuanto a forma y seguridad. En el centro del campo, Kroos no se complicaba, mientras que Isco y Modric eran quienes intentaban armarlo desde las clásicas posiciones de interior. EL de Málaga estuvo bastante bien, pero el croata, tan decisivo cuando está en forma, perdió ayer varios balones impropios. Fue sustituído por Kovacic, y su recuperación se antoja fundamental para este mes. En cuanto a los de arriba, es curioso que el mejor de los últimos partidos esté siendo Benzema, tan denostado hace unas semanas. Aliviado por no jugar con el XI del gallo, fue el mejor delantero del equipo, marcando además el primer gol.

Tras el descanso el Alavés se estiró. El Madrid parecía dejarle, sabedor de que en una contra podría decidir el partido. No hace mucho era así, con Bale y Ronaldo como estiletes del contraataque. Pero el 7 anda crepuscular y ya no tiene la velocidad de antes. Ahora Ronaldo marca goles de 9, a un toque. Y el 11 anduvo toda la tarde tan pasota como para empaquetarlo y mandarlo de vuelta a las islas británicas, aprovechando el Brexit. Pese a su imponente físico, estuvo apático toda la tarde, sin aplicarse en defensa y nulo en ataque. Pudo marcar un par de veces, sí, al final de cada Tiene tiempo. En el primero remató junto al palo una buena jugada de Danilo, y en el segundo lanzó una falta al larguero en lo que acabó siendo el tercer gol. Escaso rendimiento para un delantero de 27 años que parecía que se iba a comer el mundo y que nos costó un potosí. Sus 91 MM de € suenan ahora a un despilfarro comparados con los 27 MM que nos costó Isco. El 22 marcó el gol de la tranquilidad el el 84′, rematando un buen pase de Ronaldo al ángulo más difícil. Más nos vale renovar a Isco. Encontrar un jugador como él en el mercado no es nada fácil.

Mirando el resultado, la tarde fue excelente. 3-0 y sin arriesgar demasiado, con varias ausencias notables. Pero viendo el rendimiento de algunas de las estrellas, podemos decir que estamos esperando a los buenos.


Sporting Club Portugal 1 – Real Madrid 2. Tras la fiesta vuelve la cotidianidad

noviembre 23, 2016
Justo así es como no hay que poner las manos en el área

Justo así es como no hay que poner las manos en el área

1 NAVAS

2 CARVAJAL       4 RAMOS     5 VARANE      12 MARCELO

16 KOVACIC        19 MODRIC

17 VÁZQUEZ       22 ISCO      11 BALE

7 RONALDO

9 BENZEMA X 22

20 ASENSIO X 11

15 COENTRAO X 12

Después de la abultada victoria en el Calderón, el Madrid jugó en Lisboa con un poco de resaca. Había pasado demasiado poco tiempo, y los jugadores notaron el cansancio, quizá más en la mente que en las piernas, y salió un partido soso, sin apenas ocasiones de gol. No obstante, el Madrid lo controló casi en su totalidad, y si peligró la victoria fue por dar carrete a Fabio Coentrao, que parece más alguien ajeno a la plantilla que un futbolista profesional. Su presencia me recordó ayer a los partidos aquellos que se jugaban en Navidades en los que un torero – recuerdo a Enrique Ponce – jugaba un rato con el Madrid. Pese a ser zurdo, Fabio parecía un diestro.

Marcamos el primer gol por medio de Varane y producto de un corner. Tiene mérito aprovechar el balón parado aún cuando Kroos no está en el campo, que es quien mejor coloca esos balones. El juego estaba siendo espeso, y sólo recuerdo una maniobra de Isco pisando la pelota que casi acaba en gol de Ronaldo. No estuvo como contra el Atleti el malagueño, pero volvió a ser quién hizo algo distinto a los demás.

Cuando apretaba un poco el Sporting, se quedó en inferioridad porque Joao Pereira, ex valencianista, propinó a Kovacic un golpe en la barriga. El croata se marcó un Neymar cayendo al suelo como si el golpe se lo hubiese dado George Foreman, y el árbitro, a instancias del linier, mandó a la ducha a Joao. Con superioridad numérica, el partido no podía escaparse. Pero Coentrao, que salió un ratillo por Marcelo, se puso a hacer aspavientos en el área reclamando una mano con tan mala fortuna que el balón golpeó después en su brazo. Aunque tuviese razón en la protesta, es un error propio de un juvenil pues hasta que el árbitro no pita el balón sigue en juego. Penalty que acaba en gol y 10 minutos para arreglarlo. Benzema, cuya cotización andaba en horas bajas, cazó un buen remate de cabeza y estableció el definitivo 1-2, lo que hace que el partido ante el Dortmund del día 7 tenga algo en juego: ser primeros de grupo y jugar la vuelta en casa o no.


Real Betis 1 – Real Madrid 6. Media docena de razones para creer.

octubre 16, 2016

La carga de la caballería morada-

La carga de la caballería morada-

1 NAVAS

2 CARVAJAL      5 VARANE      3 PEPE    12 MARCELO

16 KOVACIC        8 KROOS

11 BALE        22 ISCO       7 RONALDO

9 BENZEMA

17 VÁZQUEZ X 16

20 ASENSIO X 11

21 MORATA X 9

 

El resultado en el Villamarín fue escandaloso, de otra época. El Madrid metió media docena de goles fuera de casa, y lo logró sin Ramos, Casemiro, Modric ni James, ausencias sin duda notables. El partido fue la demostración de que no estábamos tan mal como decían los agoreros, por mucho que viniésemos de cuatro empates seguidos – tiene narices también meter en el mismo saco el de Dortmund con los del Bernabéu -. Ahora lo que pienso es que no estamos tan bien como dicen los escandalosos. El Madrid jugó bien, a ratos muy bien, pero el rival fue una pena.

Sí que vimos algo más de atención desde el minuto 1, cosa que no ocurrió por ejemplo ante el Eibar. Todo el equipo se mostró solidario en el pase y generoso en la presión. Mención especial para los tres centrocampistas: Kroos fue capitán general, decisivo en los dos primeros goles. El balón parado que nos genera el 8 vale un potosí, como vimos, otra vez, en el minuto 3, cuando colocó el esférico en la cabeza de Varane para que éste embocase el 0-1. Y en el segundo gol robó al entrañable Joaquín el balón para asistir después a Benzemá, que disparó al palo corto cuando todos esperaban un tiro cruzado. Kovacic sigue creciendo, e Isco, que marcó dos veces, también cuajó una buena actuación. Quizá la disposición en el campo de los 3 mediocampistas ayudó a que jugasen bien, sobre todo al malagueño, que se siente como pez en el agua jugando por detrás del delantero en el 4-2-3-1; pero que en el 4-3-3 se pierde  en esfuerzos defensivos. La posición de enganche es la ideal para Isco, igual que para James o para Asensio. Pero esa posición normalmente en el Madrid no existe. Qué paradoja.

Marcelo marcó el tercer gol en una jugada que comenzó con un rebote y en la que estaba en fuera de juego por el pelo de una gamba; pero el trencilla dio el gol. El brasileño fue otro factor decisivo en la mejora del Madrid: cuando Nacho o Danilo juegan de 3 el nivel baja bastante. No les culpo: Marcelo es uno de los tres mejores del mundo ahí. Y el cuarto, que llegó antes del descanso, quizá fue el gol de la tarde.  Fue un ataque veloz, con Pepe como punta de lanza e Isco empujando el balón a gol. Un gol de atletas, que diría Guardiola.  0-4 al descanso en Heliópolis y la afición local mosqueada.

El Betis salió del vestuario con su orgullo herido, y tras alguna llegada consiguió el 1-4 Fue entonces cuando el comentarista de Movistar Plus, el inefable Carlos Martínez, dijo tras el gol “se adelanta el Betis”. No sé yo con quién iba. El gol local fue un espejismo: Kroos volvió a mandar en el campo y no tardó en llegar el quinto, otra vez de Isco, que colocó el balón justo en la escuadra izquierda de Adán. Y ya con los meritorios en el campo (Morata, Vázquez, Asensio) llegó el sexto, obra de Ronaldo tras buen pase de Morata. El portugués había fallado algún gol cantado, recuerdo sobre todo un gran pase de Isco, pero al final consiguió su diana. No lo hizo Bale, que remató al palo de cabeza pero tampoco estuvo fino. Quizá fueron los dos que menos brillaron esta tarde. Y aún así cayeron seis.


Espanyol 0 – Real Madrid 2. Con estos mimbres.

septiembre 18, 2016
James Rodriguez, tras marcar el 0-1

James Rodriguez, tras marcar el 0-1

13 CASILLA

2 CARVAJAL       4 RAMOS      3 PEPE    12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC          10 JAMES

17 LUCAS           21 MORATA         20 ASENSIO

 Salió el Madrid en Cornellá sin Bale ni Cristiano, lo que viene a ser como quitarle a un toro los dos pitones. Sin más de la mitad de sus goles, el equipo comenzó jugando al tran tran, sabedor de que al final acabamos ganando los partidos como este. Aunque tengamos un sustillo, como el remate de Baptistao; o la segunda tarjeta para Ramos que sobrevoló Barcelona Pero hubo hoy un detalle que cambió el partido: la lesión de Casemiro. Llevo años diciendo que el brasileño es el jugador menos sustituible de la plantilla, pues no hay nadie de sus características. Salió Kroos en su lugar el esquema viró al 4-2-3-1 (el de Mou, para entendernos), recuperando así la figura del enganche, que es donde más brillan James o Isco. En las alas, Asensio y Vázquez daban vuelo al equipo. El Madrid se puso a tocar el balón, cada vez más deprisa, y comenzaron a llegar las ocasiones de gol. Marcó Benzema pero lo hizo en fuera de juego, así que el tanto no subió al marcador. Y cuando agonizaba el primer tiempo, James, desde la posición de enganche, se llevó un balón y chutó con la izquierda junto al palo de nuestro Diego López, hoy portero perico. 0-1 justo en el 45′, cuando más duele.

  Con viento a favor el Madrid estuvo mucho más cómodo. El segundo gol era cuestión de tiempo. Benzema remató con violencia desde cerca, pero Diego López se lució. Acto seguido, ya con Isco en el campo, llegó el segundo gol. Fue una jugada sencilla, de las de toda la vida: arranca Benzema en el centro del campo, combina con Carvajal y con Lucas, éste centra desde la derecha y Karim el grande marca con la derecha. Desde ahí al final el partido fue un paseo, con un equipo repleto de centrocampistas. Y de españoles (7). Y de canteranos (4). Y con estos mimbres, 12 puntos de 12 posibles en liga, donde acumulamos 16 victorias seguidas.


Real Madrid 3 – Villarreal 0. Hemos cogido el hilo

abril 21, 2016

NAVAS

DANILO     VARANE    RAMOS    MARCELO

CASEMIRO

KROOS      MODRIC

VAZQUEZ      BENZEMA   RONALDO

ISCO X MODRIC

JAMES X KROOS

JESE X VAZQUEZ

El Madrid, que anda tercero en la tabla, recibía esta noche a su inmediato perseguidor. Justo antes había ganado Barça y el Atleti lo estaba haciendo, así que las escasas opciones que aún tenemos de ganar la liga se esfumarían si no ganásemos. Pensé que el equipo saldría nervioso, intentando resolver cuanto antes, pero no fue así. El Madrid no fue el equipo que proponía intercambio de golpes, sino que controló el partido de cabo a rabo. EL Villarreal no tuvo ninguna opción de marcar en toda la noche. El Madrid puso el control, las ocasiones… Y los goles cayeron como fruta madura. EL Madrid, a mediados de abril, ha cogido el hilo. La Copa de Europa está a tres partidos, y si la liga no se gana será por lo que hicimos el tonto en la primera vuelta, Benitez mediante, no por cómo lo hemos hecho en el último tercio.

Lucas Vazquez suplió a Bale, cuyas frecuentes y misteriosas ausencias del XI le impiden ser un jugador sobre el que construir nada. También faltaba Carvajal, así que Danilo volvió al 2. El brasileño tuvo una negra noche en Wolfsburgo y desde entonces el Bernabéu no le pasa ni una. Ya sabemos cómo es el tendido 7 de La Castellana, exigente hasta la paranoia. Yo nunca entenderé como se puede pitar a uno de los tuyos. Bien es verdad que Danilo comenzó el partido bastante torpe, pero acabó jugando un partido aceptable, con buen pase a Modric en el tercer gol incluído. Y mira que tuvo cosas en contra, incluso se comió una tarjeta por ser negro. No es que el árbitro sea racista, simplemente es malo. Casemiro atropeyó a un rival y Danilo, que se da un aire, acabó amonestado. Como lo podía haber sido Eddie Murphy en caso de andar por Madrid.

Otra vez fue Benzema quien abrió la lata, marcando de cabeza un rechace del portero. Fue en una jugada que comenzó Ronaldo desde el carril del 11. El estado de forma del portugués en el final de liga es uno de nuestros mayores activos. Secundado por Marcelo, abre un boquete por la izquierda una y otra vez. Con 1-0 el Madrid seguía controlando el partido, pero era necesario un gol que diese tranquilidad. Lo consiguió Lucas V. con un fenomenal chut. Todo son virtudes en el canterano gallego; que cuando sale cumple fenomenal. Anoche, sin ir más lejos, Zidane le prefirió como titular antes que a Jesé, James o Isco. Quizá aún quede algo de meritocracia en Valdebebas.

El tercero lo anotó Modric al rematar de primeras un envío de Danilo. Ahí acabó el partido. El resto sirvió para dar aire a James y a Isco por Modric y Kroos… Aunque, al final, Ronaldo, que hoy no marcó y necesitaba llamar la atención, abandonó el campo cuando empezaba el descuento. Sin decirselo a nadie, ni al árbitro ni a su entrenador. Anoche el luso no anotó su gol, y como Suárez le había dado un buen bocado al pichichi al meter cuatro, andaba triste Cristiano Ronaldo. Alguien debería explicarle que jugó un partido fenomenal, y que los triunfos del equipo están por encima de los individuales. De una puta vez.