Gol de Van Nilsterooy al Valencia. 21 de abril de 2007

noviembre 14, 2014

Estas semanas en las que no hay liga son propicias para el debate. ¿Se ha barcelonizado el Madrid? se preguntan los necios. Ancelotti este año apuesta por el toque, sí, pero no pierde de vista la portería rival. Además, esto no es nuevo en el Madrid. Valga como muestra este fantástico gol al Valencia, en el que participa todo el equipo, moviendose como una mariposa y picando como una avispa.

Pincha aquí para verlo

Anuncios

Real Madrid 5 – Rayo Vallecano 1. Más pegada pero menos control

noviembre 9, 2014

La visita del Rayo al Bernabéu coincidía con la recuperación de Gareth Bale, jugador titularísimo a ojos de Carlo Ancelotti. Eso implicaba que saldría del equipo alguno de los jugadores que habían conseguido las últimas victorias con un fútbol brillante. Benzemá, Isco y James eran los candidatos a abandonar el XI. Fue el malagueño quien salió, porque normalmente las cuerdas se rompen por el lado más débil. Quiero consolarme pensando que si el partido hubiese sido más exigente la decisión hubiese sido otra. Carletto, yo y hasta el Arzobispo de Canterbury sabemos que al Rayo le ganaríamos incluso sacando a Hierro y a Chendo como titulares.

Bale correspondió su titularidad con un gol en el minuto 8, al culminar un gran pase de Kroos. El alemán, que fue el mejor madridista anoche, abandonó su posición en el eje para ocupar por unos instantes el carril del 10 y desde ahí asistir al galés. A mí Bale me parece un jugador extraordinario, con mucho gol, un golpeo excelso y un físico asombroso. Pero si yo fuese Carletto escogería a dos jugadores de BBC. Cuando juegan los tres y perdemos un centrocampista, el equipo no controla el juego.

Tampoco anduvo cómodo ayer James, tan lejos de su mejor zona y con poca ayuda alrededor. El chico es un gran jugador y además se esfuerza un montón, pero no está acostumbrado a jugar ahí. Quizá por no estar cómodo protagonizó un error tan grueso que dio lugar al gol de los de Vallecas. Como he dicho antes, conceder un gol en noches como ésta no pasa de ser una anécdota. Antes de éso, Ramos había marcado al rematar un corner. Lo hizo de forma poco ortodoxa, con el muslo o rodilla. Por éso nos fuimos 2-1 ganando al descanso.

Tras el descanso todo siguió igual. Lo mejor que vimos fue el tercer gol, obra de Kroos, con un lejano golpeo raso que buscó el palo izquierdo del portero rayista. Marcarón después Benzemá. Lo hizo en orsay, suficiente para que Paco Jémez tenga los cojones de quejarse del árbitro, que le regaló jugar con 11 todo el partido pues a la media hora Ronaldo fue cazado cuando se iba solo a la portería contraria por un defensa franjiblanco y el trencilla se hizo el longuis. Era expulsión de libro. El propio Ronaldo marcó el quinto, y menos mal, porque gracias a este gol, que parece intranscendente, no hablarán los necios acerca de la “ansiedad” del portugués por marcar. 5-1 y a seguir líderes, que es lo nuestro.


Gol de Raúl al Rayo Vallecano. Liga 2000-2001

noviembre 6, 2014

Esta semana nos visita el Rayo, aquel equipo que provocó en 1996 la destitución de Jorge Valdano, entrenador que había hecho debutar a Raúl la temporada anterior. Tiempo después Raúl se vengó de su mentor con este golazo al equipo vallecano.


Real Madrid 1 – Liverpool 0. A hibernar hasta el deshielo…

noviembre 5, 2014


Se acabó la Champions League para el Real Madrid hasta finales de febrero. El objetivo de clasificarnos como líderes de grupo lo hemos conseguido en sólo cuatro jornadas – no es matemático pero virtual sí – así que podremos jugar los dos partidos que quedan sacando a Chendo y a Hierro en el XI inicial. Este formato de Champions League unido a la tremenda brecha entre tres o cuatro clubes y el resto hace de la competición un coñazo hasta que asoman los cruces. Presumamos, eso sí, de que el Madrid ha superado la fase de grupos las 23 veces que la ha jugado. Un record más que enseñar en las vitrinas de La Castellana.

El partido quedó desvirtuado porque el técnico del Liverpool decidió sacar un equipo de suplentes, visto el baño que se llevó en Anfield quince días antes. Pensará Hodgers que más le vale ganar ante Basilea y Ludogorest que cansarse ante el Madrid. Las cinco copas de Europa que llevaban los ingleses bordadas en la manga eran una broma de mal gusto, pues el actual Liverpool anda a años luz del legendario equipo que dominó Europa a finales de los 70 y principio de los 80.

El Madrid jugó bien, como suele hacerlo últimamente. No cayeron más goles porque su portero anduvo brillante y nuestra delantera un pelín relajada. Los mejores de la noche fueron Marcelo y Benzemá, autor del único tanto a pase del brasileño. También brilló Isco, que ha roto como un gran defensor en el centro del campo sin perder un ápice de su calidad. Quizá la noticia sea que Bale ya está listo para jugar. En la última media hora se encargó de recordarnos que no ha perdido velocidad ni puntería. La duda es a quién quitará Ancelotti el domingo para devolver al León de Cardiff su lugar entre los XI titulares. Apuesto por que será James quien salga, pues me parece lo más lógico, aunque no descarten que el malagueño Isco sea quien salga del equipo. Culpa suya, por barato.


Granada 0 – Real Madrid 4. La primavera de noviembre de 2014

noviembre 3, 2014

James, lanzando la folha seca.

Es una pena que no estemos en primavera, porque, aunque la climatología de Madrid pueda despistarnos, estamos comenzando el mes de noviembre. Lo digo porque el equipo está en un estado de forma magnífico, y no sabemos cual será el estado cuando nos estemos jugando los títulos, en abril o mayo. Pero nada nos impide disfrutar del estupendo juego coral que propone el Madrid día sí día también. Desde que los cuatro teóricos media puntas han tomado el centro del campo, el equipo domina los partidos con mano de hierro. No es que gane los partidos (11 victorias seguidas) ni que meta muchos goles (cuatro de media) sino que da la sensación de que ambas cosas son inevitables. Todos están a un gran nivel, pero Modric, Isco y Benzemá destacaron esta tarde por encima de los demás.

Como ya hizo en su día Manuel Preciado, que en paz descanse, el entrenador rival intentó calentar el partido haciendo el payaso con un periódico en la rueda de prensa del día anterior. Quizá lo hizo buscando una extramotivación en sus jugadores. No en vano, planteó un equipo lleno de picapedreros destinados a la destrucción más que a la construcción. No le sirvió de nada: en el minuto 2 ya iba perdiendo. Entre otras cosas porque sus defensas anduvieron más preocupados de la protesta que de conquistar un balón por el que peleaba Carvajal. Ronaldo marcó su gol 17 en la jornada 10. La proyección del protugués es de 64 goles en liga. Nada que añadir.

Pese al gol, el Madrid seguía atacando. Recuerdos a Mou y a Capello. El Granada no veía el balón, que circulaba a toda velocidad de madridista a madridista. Pero que nadie me venga ahora con que éste es el estilo del Barça, porque nosotros tiramos a puerta de cuando en cuando. Como hizo James, sin dejar tocar el suelo un pase de Benzemá, para inventarse una “folha seca” destinada a aparecer en los resúmenes que ponen en Navidad con los goles del año. 0-2 y se produjo la peor noticia de la tarde: Carvajal se retiró lesionado y salió Arbeloa.

En el segundo tiempo pudimos comprobar que Ronaldo también puede dar pases geniales de gol, como el taconazo que sirvió a Benzemá para marcar el tercero de la tarde. Y hubo tiempo para un cuarto, el segundo de James, ese jugador al que la prensa en septiembre le veía cara de Kaká. Unos iluminados.