Gol de Zidane al Alavés. Octubre de 2002

octubre 28, 2016

Mañana jugamos ante el Alavés. Ante ese equipo, y el mismo día que debutó con el Madrid Ronaldo Nazario marcó Zidane un gol majestuoso, en el que tras regatear al Pitu Abelardo como quien regatea a una silla, la colocó en la escuadra izquierda de Dutruel. Dos ex del Barça, por cierto.

Anuncios

Cultural y Deportiva Leonesa 1 – Real Madrid 7. Escapar del banquillo

octubre 28, 2016

Real Madrid 2 – Athletic 1. ¡Cuánto esfuerzo!

octubre 24, 2016
Morata, marcando el gol de la victoria el día que cumplía 24

Morata, marcando el gol de la victoria el día que cumplía 24

1 NAVAS

2 CARVAJAL       3 PEPE       5 VARANE   12 MARCELO

8 KROOS         16 KOVACIC

17 ISCO

   11 BALE                9 BENZEMA           7 RONALDO

Nos costó una barbaridad ganar el partido al Athletic Club. Entre otras cosas porque sin Casemiro ni Modric el centro del campo baja bastantes enteros: Kroos de 5 se pierde y Kovacic corre de aquí para allá como un pollo sin cabeza. En otra época partidos como éste los levantábamos con la pegada de la delantera. Hasta no hace mucho, Ronaldo garantizaba un gol por partido, pero ahora falla como si fuese la reencarnación de Zamorano. Que acabase el partido de anoche dice muy poco en favor del entrenador, que no aplica justicia en sus decisiones. Es el momento de que Vázquez entre en el XI titular, que Bale pase a la izquierda y que el puesto de 9 se lo peleen entre Benzema, Ronaldo y Morata.

Marcamos muy temprano. Ante de que atronase el Illa Illa Illa del minuto 7, Isco penetró por el carríl del ocho y, cuando parecía que se iba a liar, asistió a Benzema. Cuando el gol llega tan pronto, lo habitual es que el partido se encarrile fácil. Pero el Athletic presionaba bien, y la salida del balón no era limpia. El Madrid abusaba de subir por el centro, sin aprovechar las bandas, lo que hacía que defendernos fuese fácil. A todo ésto y en un fallo defensivo de Varane marcó el Athletic. A estas alturas, Varane parece lejos del central que deslumbró ante el Barça en las semifinales de Copa del último año de Mou. Otro error grueso del francés casi nos cuesta el segundo cerca del final del partido.

Desde el empate, el Madrid intentó llevarse el partido, con más corazón que cabeza. Ronaldo remató 11 veces, algunas de las cuales solían ser gol o gol hasta hace no mucho. El luso ha encadenado cuatro partidos seguidos en casa sin marcar. Evidentemente volverá a meter goles, pero hay que ir haciéndose a la idea de que sus mejores días ya han pasado. Y entre su carácter, el impacto mediático de nuestro equipo y lo pesados que son los periodistas españoles, causa desazón afrontar su crepúsculo.

Porque Zidane demostró ayer, otra vez, que no hay meritocracia en este equipo. Cuando movió el banco sacó en primer lugar a Isco. El malagueño estaba siendo de lo mejor del equipo, pedía el balón y se ofrecía; pero nadie de la BBC iba a salir del campo en el 60′. Era él o Kovacic; nadie más iba a ser sustituido. Cambió al esquema, colocando algo así:

1 NAVAS

2 CARVAJAL       3 PEPE       5 VARANE   12 MARCELO

8 KROOS         16 KOVACIC

17 VAZQUEZ                                               11 BALE

9 BENZEMA     7 RONALDO

Poco después salió Morata por Benzema, La idea era llegar al gol desde las bandas, y fue tras un pase de Bale cuando Morata, rematando dos veces, acabó marcando gol. El canterano celebró la diana con rabia, asumiendo que seguirá siendo suplente haga lo que haga. Como Vázquez, que siempre que sale cumple pero no tiene premio.

Es cierto que cumplido un cuarto de campeonato el Madrid es líder en solitario, pero aún no hemos visitado ningún campo difícil. De los seis puntos que hemos perdido, contábamos con cuatro de ellos como seguros. Así que, aunque vayamos líderes, mucho tiene que mejorar el equipo para darnos buenas noticias.


Gol de Michel al Athletic Club. Final Copa del Rey juvenil de 1981

octubre 21, 2016

Esta semana nos visita el Athletic, histórico club que siempre ha presumido de cantera, como el Madrid. En homenaje a ambas, ponemos un curioso gol perteneciente a la final de la Copa del Rey de juveniles de 1981. El autor es Michel, que posteriormente fue dueño de la banda derecha del Bernabéu durante más de 10 años. Por un efecto óptico, el balón parece en primera instancia que no entra, pero el árbitro no dudó y dio validez al tanto, que sería definitivo.


Real Madrid 5 – Legia Varsovia 1. Enamorados de Varsovia

octubre 19, 2016
En las noches europeas el Bernabéu tiene una luz especia, aunque el rival sea tan cutre

En las noches europeas el Bernabéu tiene una luz especial, aunque el rival sea tan cutre

1 NAVAS

23 DANILO     3 PEPE    5 VARANE     12 MARCELO

8 KROOS

10 JAMES            20 ASENSIO

11 BALE     9 BENZEMA      7 RONALDO

17 VÁZQUEX X 10

21 MORATA X 11

16 KOVACIC X 20

Partidos como el de ayer quitan brillo a la competición más prestigiosa de clubes del mundo. El Legia Varsovia no tiene nivel para jugar la Copa de Europa, por mucho que ganase la liga de su país. Para colmo, sus aficionados visitan las ciudades donde su equipo juega sembrando caos y destrucción a su paso. No sé qué mas tiene que pasar para que esta gente no participe en la Champions League. Son indeseables fuera del campo y dentro muy malos.

Tan malos que el Madrid marcó cinco goles sin jugar especialmente bien, con un equipo sin rigor táctico alguno en el que el centro del campo lo conformaban un volante haciendo de medio centro y dos enganches haciendo de volantes. Daba igual. Los polacos eran malos como la carne de pescuezo, y si marcaron un gol fue porque el inefable Danilo les regaló un penalty. El de este brasileño puede ser el fichaje más increíble que hemos hecho últimamente: 30 MM largos para una posición accesoria en la que además tenemos a Carvajal, a quien no mejora. Digo yo que el suplente del lateral derecho podría ser Nacho, o incluso un meritorio del Castilla. Y si la cantera no vale ni para esa función, que la cierren.

Me hizo gracia anoche la tranquilidad con que Benzema se toma estos partidos. Su taconazo en el área buscando el gol fue el botón que vale como muestra. Pudo marcar, pero el portero polaco hizo un par de buenas paradas. También pudo hacerlo Ronaldo, a quien cada vez que no lo hace la prensa le recuerda que está ansioso. Si lo estuviese no daría asistencias como la que dio a Morata en el último gol. Sólo Ryan Giggs ha dado más pases de gol en Champions que nuestro número 7, y lo hizo jugando muchas más veces. Pero los necios siguen impermeables a estos datos.

Sí que me preocupa que a James se le esté poniendo cara de Kaká. Encierra un gran talento, sí, pero en noches como ésta debería dar un golpe en la mesa y presentar su candidatura a la titularidad. Marco Asensio tiene menos boletos para entrar en el XI pero se le vio más activo, buscando asociarse una y otra vez. No sé si el colombiano está perdido para siempre, pero lo parece.

El equipo mejoró cuando entraron Morata y, sobre todo, Lucas, que siempre cumple. Corre como si lo fuesen a prohibir, para adelante y para atrás. Y tiene calidad, pues su golpeo en el cuarto gol no es nada fácil. Imagino que cuando Ronaldo no esté, podrá irse Bale a la izquierda y jugar Vázquez por la derecha. Saldremos ganando.

Tan previsible fue todo ayer que nos fuimos del Bernabéu antes de que pitase el árbitro. Y al bajar por la escalera vino a mi cabeza la letra de una canción de Ilegales, estupenda, como todas, que habla de los habitantes de Varsovia en los años 80

Helado en el parque sueño
con el vestido rosa que llevabas al caer…

Enamorados de Varsovia brillan los fusiles
enamorados de Varsovia tristes enamorados…


Real Betis 1 – Real Madrid 6. Media docena de razones para creer.

octubre 16, 2016

La carga de la caballería morada-

La carga de la caballería morada-

1 NAVAS

2 CARVAJAL      5 VARANE      3 PEPE    12 MARCELO

16 KOVACIC        8 KROOS

11 BALE        22 ISCO       7 RONALDO

9 BENZEMA

17 VÁZQUEZ X 16

20 ASENSIO X 11

21 MORATA X 9

 

El resultado en el Villamarín fue escandaloso, de otra época. El Madrid metió media docena de goles fuera de casa, y lo logró sin Ramos, Casemiro, Modric ni James, ausencias sin duda notables. El partido fue la demostración de que no estábamos tan mal como decían los agoreros, por mucho que viniésemos de cuatro empates seguidos – tiene narices también meter en el mismo saco el de Dortmund con los del Bernabéu -. Ahora lo que pienso es que no estamos tan bien como dicen los escandalosos. El Madrid jugó bien, a ratos muy bien, pero el rival fue una pena.

Sí que vimos algo más de atención desde el minuto 1, cosa que no ocurrió por ejemplo ante el Eibar. Todo el equipo se mostró solidario en el pase y generoso en la presión. Mención especial para los tres centrocampistas: Kroos fue capitán general, decisivo en los dos primeros goles. El balón parado que nos genera el 8 vale un potosí, como vimos, otra vez, en el minuto 3, cuando colocó el esférico en la cabeza de Varane para que éste embocase el 0-1. Y en el segundo gol robó al entrañable Joaquín el balón para asistir después a Benzemá, que disparó al palo corto cuando todos esperaban un tiro cruzado. Kovacic sigue creciendo, e Isco, que marcó dos veces, también cuajó una buena actuación. Quizá la disposición en el campo de los 3 mediocampistas ayudó a que jugasen bien, sobre todo al malagueño, que se siente como pez en el agua jugando por detrás del delantero en el 4-2-3-1; pero que en el 4-3-3 se pierde  en esfuerzos defensivos. La posición de enganche es la ideal para Isco, igual que para James o para Asensio. Pero esa posición normalmente en el Madrid no existe. Qué paradoja.

Marcelo marcó el tercer gol en una jugada que comenzó con un rebote y en la que estaba en fuera de juego por el pelo de una gamba; pero el trencilla dio el gol. El brasileño fue otro factor decisivo en la mejora del Madrid: cuando Nacho o Danilo juegan de 3 el nivel baja bastante. No les culpo: Marcelo es uno de los tres mejores del mundo ahí. Y el cuarto, que llegó antes del descanso, quizá fue el gol de la tarde.  Fue un ataque veloz, con Pepe como punta de lanza e Isco empujando el balón a gol. Un gol de atletas, que diría Guardiola.  0-4 al descanso en Heliópolis y la afición local mosqueada.

El Betis salió del vestuario con su orgullo herido, y tras alguna llegada consiguió el 1-4 Fue entonces cuando el comentarista de Movistar Plus, el inefable Carlos Martínez, dijo tras el gol “se adelanta el Betis”. No sé yo con quién iba. El gol local fue un espejismo: Kroos volvió a mandar en el campo y no tardó en llegar el quinto, otra vez de Isco, que colocó el balón justo en la escuadra izquierda de Adán. Y ya con los meritorios en el campo (Morata, Vázquez, Asensio) llegó el sexto, obra de Ronaldo tras buen pase de Morata. El portugués había fallado algún gol cantado, recuerdo sobre todo un gran pase de Isco, pero al final consiguió su diana. No lo hizo Bale, que remató al palo de cabeza pero tampoco estuvo fino. Quizá fueron los dos que menos brillaron esta tarde. Y aún así cayeron seis.


Gol de Zidane al Betis.

octubre 14, 2016

Hoy no recordamos un gol que no es del Madrid, pero su autor acabó siendo historia de nuestro equipo. Corría el año 1995 y se enfrentaron en la Copa de la UEFA el Real Betis y el Girondins de Burdeos. Zidane, que por aquella época tenía pelo, marcó a Jaro un gol así de asombroso: