Real Madrid 5 (Bale 2, James 2 y Benzema) – Real Betis 0. Cuando el melón se abre en el 2′

agosto 30, 2015

Magia y precisión en la chilena de James

De los 19 equipos que visitan el Bernabéu a lo largo de una temporada de liga, apenas 4 ó 5 pueden competir. El resto de partidos por regla general pierden toda la emoción una vez que el Madrid marca el primer gol, es decir, cuando se abre el melón. Y esta vez ocurrió realmente pronto: en el minuto 2 James colgó el balón al área y Bale remató de cabeza para marcar el primero. Ese gol fue agua bendita para el galés, cuyo crédito en el Paseo de la Castellana andaba bajo mínimos. De hecho, sus dos siguientes acciones fueron negativas, pero el gol le permitió completar partido razonablemente bueno, abriendo y cerrando el marcador con sendos goles. Sigo pensando que es mucho más aprovechable pegado a la banda izquierda que en cualquier otra zona del campo.

Si, por ejemplo, comparamos el partido que hizo James Rodríguez con el de Bale, no hay color. En la media punta, cuando el sitio es escaso, el galés es un elefante y el colombiano es una mariposa. Todas las acciones de James eran producto de una buena decisión. También marcó dos goles. El primero, de libre directo, me recordó a uno que marcó Maradona en los albores de su carrera a Gatti. Desde el flanco derecho, clavó en el palo largo un balón que parecía más indicado para colgarlo al remate. El segundo fue aún mejor: un prodigio de rapidez y coordinación para ejecutar una chilena desde el borde del área pequeña.

Y el quinto gol – el tercero en orden cronológico – lo marcó Benzema: un delantero cuya virtud no es marcar. Parece una contradicción, pero los que crecimos viendo a Butragueño sabemos que es posible. La presencia del galo en la delantera es fundamental para abrir huecos, combinar y desmarcarse. Claro que mete goles, porque si juega por ahí alguno tiene que meter. Pero no es un delantero centro, y nunca lo será. El mejor 9 de la plantilla ahora mismo es Ronaldo. Creo que tenemos ahí un agujero importante: no están Higuaín, Morata ni Adebayor para esas tardes en las que el melón tarda en abrirse. deberíamos fichar un 9… y me temo que ficharemos un portero. Lo que menos falta nos hace. Navas se muestra seguro, ágil y confiado. Parar un penalti puede ser anecdótico, pero el costarricense transmite ahora una seguridad que hacía mucho que no teníamos en nuestra portería. Quizá fue esa la principal mejora con respecto a la liga pasada. Bueno, eso y descubrir que se pueden hacer cambios antes del minuto 80.

Anuncios